• Home
  • Bar
  • “La Frontera”: no todo lo que es oro brilla

“La Frontera”: no todo lo que es oro brilla

“La Frontera”: no todo lo que es oro brilla

133

Hace poco les compartí que me había comido uno de los mejores burritos en mucho tiempo y les dije además que fue en el lugar menos esperado. Hoy les voy a compartir de lo que fue la cantina “La Frontera” en Granada, un lugar de mucha fama, no tan buena por sus visitantes pero de mucho renombre por sus sopas 4 veces a la semana.

Este mítico lugar está ubicado de la Iglesia Xalteva 1.5 cuadras al Norte, conocido por los borrachos y los no tanto, visitados por jóvenes y no tanto. Al llegar recordé lo que era antes, un patio con algunas mesas, listas para servir los más finos aguardientes a sus no tan prestigiosos clientes, desde tragos menudeados hasta botellas completas pagadas por adelantado.

El rumor de su comida llegó por donde casi siempre llegan las cosas hoy en día: por los grupos de Whatsapp, Facebook o alguna otra red social. Al llegar me dí cuenta que mucho de lo que era dejó de ser. Aún quedan un par de borrachines en las afueras, pero nada que moleste.

La entrada está decorada con luces de colores. Mario, el mesero, esperando dispuesto para atender a los clientes que llegan a disfrutar de unas cervecitas heladas con algo de picar y ahora clientes como yo, que además llegamos a comer. Al sentarme llegó a saludarme el chef Bernal, un granadino barbón y de tatuajes conocido hasta hoy como baterista de bandas de “Black Metal”. Ahora graduado como cocinero, con experiencia en cocinas de hoteles y algunos exóticos rincones donde ha atendido a famosos de Hollywood, entre otros de ese rango.

El lugar aún es muy sencillo, pero con mejoras notables para lo que era antes. Cuenta con un ambiente con música a un volumen bajo para poder hablar tranquilo, mesas de maderas y un TV por si querés llegar a ver algún juego.

El menú tiene lo necesario, nada ostentoso. Los platos son los que la gente demanda y ya. Desde unas papas fritas de C$50 hasta un churrasquito por C$220, pasando por hamburguesas, sopas, alitas, sándwich, los mundialmente famosos tostones, nachos, burritos, entre otros, todos en el rango de precios que les mencionaba. Algo curioso es que en los nombres de los platos se encontrarán con algunos géneros del Rock.

Para poder hablar tuve que hacer la lucha y pedir tres platos, el burrito, una hamburguesa y un churrasquito.

El primero fue el burrito, no es un plato que ande pidiendo en los lugares donde los venden, pero me animé porque me lo recomendaron mucho, relleno de pollo, frijoles molidos, salsa verde, queso, servido con tortillas fritas en triángulo y pico de gallo, decorado con un par de antenitas muy interesantes. Cuando vayan pregunten qué son.

Déjenme decirles que es algo muy especial, para mi gusto está muy bien preparado y es más pollo que otra cosa, nada de enseñado. El resto de ingredientes bien distribuidos, la tortilla de harina es medio tostada para que no sea aguado y se humedezca con los frijoles. Lo podes comer con la mano cómodamente y no se te derrama nada, sin duda volvería por el.

IMG_9142

Burrito “Grunge” C$130

La hamburguesa es de carne de res, bacon, queso azul, hongos, lechuga, tomate y cebolla, aquí si tengo que mencionar que el queso no lo sentí mucho, creo que funcionaría con más queso o con un tipo de queso gorgonzola para hacer el contraste. Esta viene acompañada con papas fritas, muy buena porción, mayonesa y salsa de tomate.

IMG_9141

“Heavy Metal Burguer” C$130

Por último llegó el churrasquito, un trozo de carne de aproximadamente 6 onzas, servido en una plancha caliente, típica de la cocina criolla, acompañado con el infaltable chimichurri y papas fritas (en la plancha). Aparte te llevan un plato con ensalada, gallopinto y salsas para los que quieran darle con las papas. Lo pedí ¾ y llegó exactamente así, algo que no te esperarías, pero Bernal sabe lo que hace en su cocina. Un corte suave, una porción justa para el precio que pagas, además que con todos los acompañantes es muy difícil que quedes con hambre. Para ser sincero es un corte criollo pero mucho mejor que restaurantes de renombre en Granada, muy recomendado si andas con gana de comer carne. Mi única critica aquí es que podría servirlo con tostones, o dar la opción de pedirlo con cualquiera de los dos, después de eso no tengo nada más que decir.

IMG_9139

Churrasquito C$220

DSC00139 copia

Acompañantes del churrasquito

Cuando recuerdo lo vivido aun me parece mentira que La frontera este a este nivel de comida, después de ser un lugar que todos repudiaban, probablemente ahora será uno de los favoritos. Bernal me comentó que está pensando en invertir en el local para que los clientes se sientan más cómodos, así que démosle chance y por el momento no le pongan mucha mente a las instalaciones, es humilde pero limpio. Vayan, prueben lo que hay en el menú, es un lugar que definitivamente cree que las segundas oportunidades son mejores.

P.D.

Sin querer hacer publicidad, les dejaré esta imagen y me iré retirando lentamente…

12637338_10153111042145834_389886602_o